Última actualización:

¿Cómo ser una buena niñera de bebés? Deberás encargarte de cambiarle el pañal, alimentarle, quitarle los gases y darle todo el cariño para sentirse protegido. Los recién nacidos son especialmente frágiles, por eso sólo las niñeras más experimentadas deben cuidar bebés. Si aceptas un trabajo de canguro de un niño de 0 a 1 año, prepárate para darle cuidados y atención extra. Sigue estos pasos para convertirte en la “babysitter” que cualquier familia querría tener al cargo de sus hijos. 

Una buena niñera de bebés ha de tener la formación necesaria para cuidar de los niños más pequeños. Por eso, es fundamental que tengas en cuenta la etapa de desarrollo en la que se encuentra el recién nacido:

  • Su sistema digestivo es muy delicado.
  • La visión y la escucha no están todavía del todo desarrollados.
  • Sus músculos son débiles y no coordinan sus movimientos.
  • Los huesos de un recién nacido son frágiles, cuentan con fontanela en su cabeza. 
  • Su temperatura corporal puede cambiar rápidamente. 
  • La mayoría del tiempo están durmiendo. 
  • Todos los bebés tienen el reflejo de succión. 
  • Los bebés se asustan con facilidad antes ruidos o golpes.  

Cómo ser una buena niñera de bebés, recién nacido dormido

Para contar con las cualidades de una buena niñera de bebés, debes saber proporcionar al recién nacido los cuidados necesarios según su desarrollo físico y cognitivo. Asimismo, debes cumplir con todas las funciones de las niñeras o cuidadoras requeridas. Puedes leer en nuestro blog el artículo dedicado a cursos para trabajar con niños. Tener formación específica te será de gran ayuda para desarrollar tu trabajo de forma profesional. 


A continuación, encontrarás los mejores consejos sobre los cuidados del bebé. Si además de querer convertirte en la niñera ideal, estás buscando ofertas de trabajo, regístrate sin compromiso en Sitly. ¡Tanto el registro como el acceso a los perfiles de las familias que buscan niñera es gratuito!


 
¿Tienes un dispositivo iOs o Android? Descarga la APP de Sitly en tu teléfono o tablet pinchando en los iconos y forma parte de la mayor red social de familias y canguros de España. Te explicamos cómo funciona la app en el siguiente vídeo:
 

Google play en españolApp Store Español

 
 

1. Debes saber entender el llanto de un bebé

Llorar es algo normal para un recién nacido. Algunos niños lloran más que otros. Una buena niñera de bebés comprenderá que es su forma de comunicarse.

Toma nota de estos prácticos consejos para atender el llanto del bebé:

  • Compórtate de forma tranquila y relajada.
  • Si te entra el pánico, te pones nerviosa o no sabes qué hacer, el bebé lo notará y llorará más.
  • Debes transmitirle seguridad en tu forma de actuar.
  • Asegúrate de que no tiene hambre, tiene el pañal seco y que está cómodo.
  • Averigua los motivos por los que el bebé puede llorar: hambre, sed, falta de sueño, gases, cólicos, pañal húmedo, calor, frío, posición incómoda, ropa molesta, los primeros dientes, aburrimiento, sobrestimulación, irritabilidad o un posible trastorno de ansiedad por separación de los padres.  
  • Saca los gases del bebé colocando su cabezita sobre tu hombro, en posición vertical. Masajea su espalda de abajo hacia arriba hasta que lo sientas eructar.
  • Procura calmarle acunándolo en tus brazos o sacándolo de paseo si el tiempo lo permite. 
  • Durante los primeros 3 meses de vida, el tiempo de llanto en los niños oscila entre 1 y 3 horas diarias. Si el llanto excede de las 3 horas, podría tratarse de cólicos. La mayor parte de las veces suelen cesar a los 4 meses. 

  • Sea cual sea la causa del llanto del bebé, si llora excesivamente es conveniente una evaluación médica.

Entender el llanto para ser una buena niñera de bebés es necesario

2. Alimenta al bebé siguiendo las instrucciones de sus padres

  • Siempre pregunta a los padres sobre la rutina de alimentación del bebé. Debes saber qué darle de comer y a qué hora del día. 
  • Apunta en un cuaderno qué ha comido, cuánta cantidad y a qué horas has alimentado al niño. Será información muy útil para los padres, sabrán reconocer que eres una buena niñera de bebés.  
  • Si se trata de un lactante, escoge un lugar silencioso y tranquilo para darle el biberón. Sostén al bebé en posición semi incorporada, manteniendo su espalda y cabeza. Para estimular su reflejo de succión, roza su mejilla con un dedo o con la tetina. 
  • Cuando el bebé tome el biberón, háblale cariñosamente y hazle mimos. Si está nervioso, se tranquilizará. En caso de estar cansado, estos gestos le estimularán.
  • La dosis de agua y leche en polvo para el biberón siempre debe ser la exacta.

una buena niñera de bebés sabe dar al recién nacido el biberón

 

  • Para bebés y niños que ya comen alimentos sólidos, comprueba siempre la temperatura de la comida.
  • Pregunta a los padres previamente si el pequeño tiene alguna alergia alimentaria.
  • La textura de la comida y el tipo de alimentos deben ser los adecuados a la edad del bebé. Es importante darle sólo los alimentos que ya se han introducido previamente por parte de los padres.
  • Nunca calientes un biberón o la comida del bebé en un microondas. Los alimentos se pueden calentar de forma irregular, así como el recipiente o el biberón. 
  • Sigue SIEMPRE las instrucciones de los padres en lo relativo a la alimentación del bebé. 

Una buena niñera de bebés dando de comer a un niño en la trona

3. Baña al bebé de forma segura

Aunque ya hayas demostrado a los padres que cuentas con las cualidades de una buena niñera de bebés, es probable que no te pidan que bañes al niño. Te recomendamos que sólo en el caso de que tengas mucha experiencia, aceptes esta tarea. De no ser así, hazlo en compañía de la madre del recién nacido los primeros días.

Te explicamos cómo bañar a un recién nacido de forma segura

  • Prepara el baño mezclando agua caliente y fría para evitar quemaduras. 
  • Revisa la temperatura del agua con el codo o un termómetro antes de meter al bebé en la bañera. 
  • Sostén al bebé al menos con una mano. Siempre mantén su cabeza y pecho por encima del agua.
  • NUNCA dejes al bebé sólo en la bañera. 
  • Si necesitas salir del baño ante una emergencia, llamada o para coger algo que se te ha olvidado, envuelve al bebé en una toalla y llévalo en brazos contigo. 
  • Comienza lavando su cara, después el pelo, luego el cuerpo y finalmente los genitales. De esta forma, evitarás gérmenes de secreciones en la esponja.
  • Cuando laves el pelo del bebé presta atención para que el jabón no llegue a sus ojos. Pon su cabeza hacia atrás y coloca la mano sobre su frente al enjuagarlo con agua. 

Una buena niñera de bebés baña al niño de forma segura

4. Respeta las horas de sueño del bebé y ayúdale a dormir

Los recién nacidos no tienen unas pautas horarias fijas para dormir. Te damos algunas claves para establecer rutinas y saber cómo favorecer el sueño de un bebé:

  • Al llegar la noche baña al bebé, ponle el pijama, léele un cuento… Una buena niñera de bebés establece una rutina agradable que le aporta confianza y tranquilidad a la hora de dormir. El baño le ayudará a relajarse y descansar mejor. 
  • Evita siempre ponerle ante la luz directa del sol, aunque vaya de paseo en el carro y se quede dormido. Procura llevar siempre una sombrilla o que la capota de la silla le cubra. 
  • Para que el bebé duerma en casa, es preferible que lo haga en silencio. Una luz tenue o una música relajante pueden ser también muy útiles. Debes hablarle bajito y de forma relajada antes de dormir. 

Una buena niñera de bebés consigue imagen de niño durmiendo

  • Existen unas normas básica para que el bebé duerma seguro
    • La cuna y el moisés deben cumplir con las normas de seguridad.
    • El bebé debe dormir sobre un colchón firme y en un entorno seguro.
    • Jamás le dejes durmiendo sobre un sofá o una cama de adultos. 
    • Usa sábanas, fundas y colchones que sean específicos para bebés.  
    • Acuesta al bebé boca arriba para prevenir el síndrome de muerte súbita.
    • Procura que la habitación del bebé no esté fría ni sea demasiado calurosa. 
    • Cuando el bebé esté dormido, quita los juguetes de la cuna o el moisés. 
    • No se recomienda el uso de almohadas para bebés. 
    • Si el bebé duerme en una cuna de barandilla desplegable, asegúrate de que los barrotes están subidos. 

5. Viste al bebé con cuidado

Debes evitar que cambiar de ropa al pequeño sea una tarea estresante para el recién nacido y para ti. Te explicamos, paso a paso, cómo vestir al bebé:

  • Coloca al bebé boca arriba sobre una superficie firme para vestirle. Procura apoyarle sobre algo blando y que no esté frío, el cambiador es lo ideal. 
  • NUNCA dejes al bebé solo sobre el cambiador. Si se te ha olvidado algo, cógelo en brazos y llévalo contigo. 
  • Antes de vestir al bebé, debes tener todo lo necesario a mano, junto al cambiador.
  • Recuerda que el bebé no es capaz de sostener la cabeza cuando se trata de un recién nacido. Los movimientos deben ser firmes pero no bruscos, al vestirle ve de una extremidad a otra.
  • Colocar las mangas de una prenda al bebé suele ser lo más complicado. Primero coloca tu mano dentro de la manga, coge el puño del recién nacido y haz que atraviese la manga guiándolo con tu mano. No tires ni empujes de sus brazos.  
  • Si hay cierres automáticos, comienza por el de abajo para no saltarte ninguno. 

6. Cambia el pañal cuando sea necesario

  • Asegúrate de tener todo lo necesario a mano antes de cambiar al bebé el pañal: dos pañales (puede hacer pis nada más estrenar uno), toallitas limpiadoras, crema anti irritaciones o protectora, un cambio de ropa por si se ha manchado.
  • Coloca al bebé boca arriba sobre una superficie segura, firme, cómoda y que no esté fría. 
  • NUNCA dejes solo al bebé en el cambiador cuando estés cambiando el pañal.
  • Abre las cintas autoadhesivas del pañal sucio, después levanta ligeramente las piernas del bebé sosteniendo sus tobillos con una mano.
  • Si hay deposiciones utiliza la parte delantera del pañal para limpiarlas. Cierra el pañal poniendo la parte delantera contra la trasera y cierra las cintas adhesivas. Coloca inmediatamente la parte trasera de un pañal limpio en el culito del bebé. Repite el movimiento sosteniendo sus piernitas para hacerlo. 
  • Limpia el culito del bebé con una toallita húmeda, presta atención a los pliegues de los genitales.
  • Aplica una pequeña cantidad de crema protectora en el culito del bebé y extiéndela. En caso de irritación, aplica crema anti irritaciones. 
  • Cierra el pañal con las cintas adhesivas asegurándote de que la parte delantera quede a la misma altura que la parte trasera.

Una buena niñera de bebés cambiando el pañal a una niña

7. Vela por la seguridad del bebé en todo momento

Según un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud), los accidentes infantiles se encuentran entre las principales causas de mortalidad en niños menores de 5 años. La curiosidad y ganas de experimentar, les hacen especialmente vulnerables, poniendo en riesgo su vida. 

Esta guía práctica de primeros auxilios, elaborada por el Hospital Niño Jesús, uno de los centros infantiles más prestigiosos de España, te explica paso a paso cómo actuar ante una situación de gravedad. También puedes leer nuestros consejos sobre cómo ser una buena niñera, donde encontrarás las pautas para prevenir accidentes infantiles

Una buena niñera de bebés sabe cómo actuar ante emergencias infantiles

  • Los productos de limpieza y los medicamentos deben estar fuera del alcance de los niños. En caso de que el bebé haya inhalado o ingerido algo tóxico, nunca debes provocar el vómito. Llama inmediatamente a emergencias o acude a urgencias.  
  • Protege al bebé con crema de factor 50 en las horas de sol para evitar quemaduras. 
  • Mantén siempre alejados de fuentes de calor a los niños: horno, plancha, comida o bebidas calientes… Nunca cocines con un bebé en brazos. En caso de quemadura, enfría la zona con agua durante 15 o 20 minutos. No rompas las ampollas que se hayan generado. 
  • Las caídas son muy habituales, especialmente cuando los bebés están empezando a caminar. Pueden revestir mayor gravedad los traumatismos craneoencefálicos por el riesgo de posibles lesiones cerebrales. 
  • A medida que los niños van creciendo tienden a meterse todo en la boca. Una buena niñera de bebés cuenta con formación en primeros auxilios para saber actuar ante un posible atragantamiento. La Cruz Roja cuenta con un curso específico en donde aprenderás las maniobras de reanimación y desobstrucción aérea en bebés y niños.
  • Nunca dejes al bebé solo en la bañera para evitar ahogamientos. En la piscina siempre debe ir acompañado del adulto y con los elementos de flotación necesarios. 

Una buena niñera de bebés aleja al niño de las fuentes de calor para evitar quemaduras

8. Educa al niño desde pequeño 

Antes del primer año de vida, debes establecer unas normas que deben girar en torno a:

  • El sueño
  • La alimentación
  • Los riesgos de peligro
  • El establecimiento de rutinas positivas

Te recomendamos que leas nuestros consejos sobre cómo ser una buena cuidadora de niños. Encontrarás información sobre cómo tratar a los pequeños y conseguir unas pautas de comportamiento adecuadas para su edad. 

Durante los primeros 12 meses del bebé, todas las normas girarán en torno a su protección. Comprobarás que todas las limitaciones que le pongas tendrán como objetivo limitar los peligros y riesgos para su seguridad. 

9. Interactúa con el bebé

Una buena niñera de bebés siempre pensará en las actividades adecuadas para la edad y desarrollo del niño. Te recomendamos que eches un vistazo a nuestros artículos sobre juegos para recién nacidos o actividades para bebés de 1 año.

En caso de que el tiempo lo permita, procura salir al parque y jugar con el pequeño. En casa, debes estimularle porque el cerebro del bebé es una esponja durante el primer año de vida. Háblale y explícale todo aunque todavía no pueda contestarte. 

Una buena niñera de bebés interactúa con el recién nacido

10. Comunícate diariamente con los padres para ser una buena niñera de bebés

Una buena niñera de bebés debe comunicarse con los padres cuando acabe su jornada laboral. Presta especial atención a este punto si trabajas como niñera por primera vez para la familia. Debes tener en cuenta que si el niño no ha desarrollado todavía el habla, es esencial que los padres estén informados del desarrollo cotidiano de su hijo.  Cuéntales lo que habéis hecho durante el día, sus avances, qué le ha gustado o cualquier detalle que consideres importante. 

Te recomendamos que utilices una libreta o cuaderno para apuntar: qué comió, reacciones no habituales, nuevos logros, etc. No sólo los padres sabrán agradecértelo sino que te ayudará a convertirte en la cuidadora ideal.

Una buena niñera de bebés hablando con la madre después de su jornada laboral

Si además de querer convertirte en una buena niñera de bebés, te encuentras en búsqueda activa de empleo, puedes leer nuestros artículos sobre:

¿Te han resultado útiles nuestros consejos para ser una buena niñera de bebés? ¿Y para la búsqueda de empleo? ¿Añadirías alguna recomendación más a la lista? Esperamos vuestros comentarios, ¡gracias por seguirnos!

 

Comentarios

comentarios