Última actualización:

Encontrar canguro no es tarea fácil. Tras un largo periodo de búsqueda, por fin has logrado seleccionar a la cuidadora perfecta para tus hijos. Pero, ¿qué debes hacer para contratar a una niñera y tener todos los papeles en regla? ¿Por dónde empezar? Si quieres evitar sorpresas y posibles sanciones de la Seguridad Social, ¡toma nota de estos útiles consejos!

En esta práctica guía te explicamos paso a paso qué debes hacer y todos los trámites administrativos necesarios. Sigue estas recomendaciones tanto si es la primera vez que contratas a una cuidadora como si necesitas regularizar el contrato de tu niñera.

1. Realiza una buena selección antes de contratar a una niñera

Tómate tu tiempo a la hora de elegir una buena cuidadora para tus hijos. Realiza un proceso de selección exhaustivo entrevistando sólo a las mejores candidatas. En plataformas online como Sitly puedes encontrar niñeras a la carta. Un 71% cuenta con referencias y un 78% tiene más de dos años de experiencia, lo que te facilitará enormemente la búsqueda. 

Antes de tomar una decisión definitiva y contratar a una niñera, comprueba sus referencias. Llama a sus anteriores empleadores y asegúrate de que cuenta con la experiencia adecuada. Sigue nuestros consejos sobre cómo encontrar y seleccionar a una niñera con total confianza.

Como norma principal, te recomendamos que pidas los siguientes documentos al entrevistar a una niñera. Tendrás más información para tomar la decisión acertada. Encontrar a una cuidadora, sin cometer equivocaciones, será más sencillo si cuentas con:

  • Currículum vitae de las candidatas.
  • Informe de vida laboral: es el único documento oficial en el que podrás comprobar dónde y por cuánto tiempo ha estado dada de alta la cuidadora. Es una forma segura de comprobar su experiencia. 
  • Cartas de recomendación de anteriores empleadores para comprobar sus referencias. 
  • Títulos que acrediten su formación. 

A continuación, te explicamos todos los pasos a seguir para contratar a una niñera. Encontrarás toda la información necesaria: documentos que necesitas, modelos de contrato, los riesgos de contratar en negro o cómo dar de alta a la niñera en la Seguridad Social. Si quieres encontrar las mejores niñeras y canguros, puedes registrarte sin compromiso en Sitly.  ¡Tanto el registro como el acceso a todos los perfiles es gratuito! 


 
¿Tienes un dispositivo iOs o Android? Descarga la APP de Sitly en tu teléfono o tablet pinchando en los iconos y forma parte de la mayor red social de familias y canguros de España. Te explicamos cómo funciona la app en el siguiente vídeo:
 
                                    Google play en español            App Store Español
 
 

2. Solicita los documentos necesarios para contratar a una niñera

Una vez que hayas elegido a la cuidadora adecuada para tus hijos, llega el momento de realizar los trámites administrativos. Sabemos que muchos padres pueden sentirse abrumados por estas gestiones. No te preocupes, el proceso es más sencillo de lo que parece.

Lo primero que debes hacer es pedirle a la babysitter seleccionada toda la documentación necesaria para realizar el contrato. Siempre solicita los documentos originales, no fotocopias:

  • Documento Nacional de Identidad o pasaporte.
  • Permiso de residencia en el caso de que la cuidadora no sea de un país europeo.
  • Tarjeta de la Seguridad Social.
  • Algún documento que acredite su domicilio. En estos casos un certificado de empadronamiento es la mejor opción para contratar a una niñera con garantías. 
  • Certificado de antecedentes penales. Aunque en España no es habitual pedirlo, es una práctica muy extendida en otros países europeos. La solicitud se realiza en las Gerencias territoriales del Ministerio de Justicia.

3. Redacta el contrato, ponlo todo por escrito 

¿Cómo redactar el contrato? ¿Qué cláusulas debe incluir? En primer lugar, toma como referencia los modelos de contrato del hogar familiar  del Ministerio de Empleo y Seguridad. Una vez elijas el modelo adecuado, podrás añadir todo aquello que consideres oportuno. Si quieres evitar posibles malentendidos a la hora de contratar a una niñera, procura que el documento sea lo más detallado posible. 

El contrato de trabajo formaliza la contratación y detalla las condiciones laborales de la cuidadora de tus hijos. Por lo tanto, el documento debe redactarse sin prisas. ¡No dejes ningún cabo suelto!

Te ofrecemos esta guía laboral para redactar el contrato de trabajo, donde encontrarás información completa para que no se te escape nada importante. Estos son los principales puntos para hacer el contrato de la niñera:

  • El contrato debe ser por escrito y estar firmado por las dos partes: empleador y cuidadora.
  • Deben imprimirse tres copias: para el empleador, para la empleada y otra que debe entregarse cuando le des de alta en la Seguridad Social. 
  • El salario debe ser como mínimo el salario mínimo interprofesional según lo establecido por ley. Para saber cuánto debes pagar, puedes consultar el precio medio por hora de una niñera.
  • Determina claramente el tipo de jornada laboral: a tiempo parcial, a jornada completa o por horas. 
  • Se ha de fijar un periodo mínimo de vacaciones de 30 días naturales al año.

Si lo que estás buscando es redactar un contrato para una niñera compartida, puedes encontrar más detalles en este enlace sobre cómo compartir niñera entre familias.

4. Regulariza la situación laboral de tu empleada, ¡nunca contrates en negro!

¿Cómo regularizo a mi empleada de hogar? Esta es una duda frecuente entre las familias. Las niñeras están dentro de este sector y sí, es obligatorio darles de alta. Aunque la canguro sólo trabaje unas horas a la semana en tu casa, es un trámite que debes realizar. Firmar un contrato entre las dos partes no es suficiente. Si no quieres enfrentarte a posibles denuncias ante un Juzgado de lo Social, toma nota porque las consecuencias pueden ser graves:

  • Si tu niñera decide denunciarte después de un despido y se comprueba que ha trabajado ilegalmente sin estar dada de alta, te pueden sancionar. La TGSS te puede obligar además a abonar las cotizaciones a las que no has hecho frente y a indemnizar a la cuidadora de tus hijos.
  • Las multas pueden llegar hasta los 6.250 euros por contratar a una niñera en negro.
  • En caso de un posible accidente laboral en tu domicilio o enfermedad, tu empleada no tendrá coberturas. 

Para determinar las infracciones y sanciones por no dar de alta en la Seguridad Social a la niñera, se aplica la normativa general. La Ley de infracciones y sanciones en el orden social determina de qué forma pueden sancionarte. Los detalles se recogen en el texto refundido aprobado por Real Decreto legislativo 5/2000, de 4 de agosto.

Cómo contratar a una niñera, madre entrega documentación

5. Inscríbete como empleador en la Seguridad Social 

¿Qué debes hacer entonces para tener todo en regla? En primer lugar, debes darte de alta como empleador. Descárgate el Modelo TA.6-0138 para empleadores en el Sistema Especial de Hogar, puedes hacerlo haciendo clic en el enlace. Este es un trámite que sólo deberás realizar la primera vez que contrates servicio doméstico. Para contratar a una niñera después de la primera vez ya no será necesario que realices de nuevo la gestión, te servirá el mismo número de cotización. 

Una vez rellenes el documento preséntalo en cualquier Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social. Aquí tienes una relación de las oficinas de la TGSS donde puedes consultar la más cercana a tu domicilio. El trámite también se puede hacer vía telemática en la Sede Electrónica de la Seguridad Social si cuentas con certificado digital. 

La Seguridad Social te dará un Código de Cuenta de Cotización. Mensualmente, se te domiciliará en cuenta los importes de la cotización derivados de la contratación. Puedes encontrar en el siguiente enlace las bases de cotización del Sistema Especial para Empleados de Hogar, donde te indican cuánto debes pagar en función del salario mensual de la cuidadora de tus hijos.

6. Da de alta a tu niñera en la Seguridad Social 

Para regularizar el contrato y evitar posibles multas no sólo tienes que darte de alta como empleador. Como te hemos explicado anteriormente, las niñeras se encuentran dentro del servicio doméstico, por lo que están incluidas en el Sistema Especial de Empleados de Hogar. Por lo tanto, es obligatorio darles de alta en la Seguridad Social. 

El alta en el Régimen de la Seguridad Social se tiene que producir antes del primer día de trabajo. Cumplimenta el modelo TA 2/S-0138 y presenta el impreso en una oficina de la TGSS. También puedes hacerlo vía telemática. Debes marcar la casilla indicando que se trata de un alta y la fecha en la que se produce, o lo que es lo mismo, la fecha de inicio del contrato de trabajo.

En el documento se recogen tus datos como empleador y los de la cuidadora. La información relativa al contrato de trabajo es también esencial con aspectos como el horario de trabajo, el salario mensual o los periodos de descanso y vacaciones. El modelo debe estar firmado por las dos partes y entregarlo junto a la siguiente documentación:

  • Contrato de trabajo de la niñera firmado por ambas partes.
  • Original y copia del DNI del empleador.
  • DNI de la empleada del hogar, tanto el original como la fotocopia. 
  • Tarjeta de la Seguridad Social del Empleador y de la empleada de hogar, en este caso también original y copia.
  • Número de cuenta bancaria para las domiciliaciones de los recibos de las cotizaciones de la Seguridad Social.

Si la cuidadora trabaja menos de 60 horas mensuales en tu domicilio, puede ser ella misma quien se ocupe de la afiliación, el  alta y la baja. De esta forma, el empleador puede solicitar en un futuro la baja en caso de que se termine la relación laboral. 

7. Establece un periodo de prueba al contratar a una niñera

Te recomendamos que siempre recojas en el contrato un periodo de prueba. Según la normativa vigente, el tiempo máximo que puedes establecer es de un mes para contratos temporales y de un año para un contrato indefinido

Durante los primeros días de trabajo de la cuidadora, procura estar en casa durante algunas horas. Comprueba cómo se desenvuelve con tus hijos. Es importante contar con la opinión de los niños durante este periodo. Pregúntales  cómo ha ido el día y si se encuentran a gusto con su canguro. 

Es fundamental fijar este periodo por escrito en el contrato. Ya que si compruebas que la persona contratada no cumple con vuestras expectativas, puedes dar por finalizada la relación laboral sin preaviso. No tendrá derecho a indemnización y no tendrás que justificar el despido.

Si necesitas contratar a una niñera que cuide de tu hijo, la mejor forma de hacerlo, con totales garantías y seguridad, es seguir estos pasos. Respeta la legislación vigente, te evitarás muchos quebraderos de cabeza. Por otro lado, un buen contrato te asegurará que la cuidadora cumpla con sus obligaciones laborales. 

Si te ha resultado útil este artículo, te agradeceríamos que lo compartieras en redes. ¿Te ha quedado alguna duda pendiente? Déjanos tu consulta en la sección de comentarios y ¡te responderemos lo antes posible! 

 

Comentarios

comentarios