Última actualización:

Los beneficios del bilingüismo para los niños son múltiples. No sólo les permite tener mayores oportunidades laborales en el futuro, la ciencia ha descubierto toda una serie de ventajas en el desarrollo infantil. Pero, ¿cómo enseñar a un niño desde bebé una segunda lengua? Según un reciente estudio de Sitly, cuatro de cada diez familias españolas prefiere una canguro inglesa o bilingüe en otro idioma. ¿Adivinas el porqué de esta tendencia? 

Vivimos en una sociedad cada vez más globalizada en la que el bilingüismo se está convirtiendo en una herramienta muy útil. Diversos estudios nos han permitido además conocer en detalle cómo funciona el cerebro de los niños bilingües. De esta forma, hemos descubierto los beneficios de que un niño hable dos idiomas.

Es evidente que todos los padres quieren lo mejor para sus hijos. Pero, ¿qué es exactamente ser bilingüe? Un niño bilingüe es el que usa dos idiomas para comunicarse. Contratar una canguro inglesa o con total competencia en una segunda lengua, permite introducir el aprendizaje de otro idioma en las rutinas diarias del niño. Aprenderá sin darse cuenta: de forma natural, individualizada y en un entorno lúdico.

¡Toma nota! Te contamos cuándo es el mejor momento para introducir el bilingüismo y todas las ventajas que una niñera bilingüe puede aportar a tu hijo.

¿A qué edad del niño es mejor contratar una niñera bilingüe?

Esta es la pregunta que se han planteado la mayoría de padres antes de contratar una canguro inglesa o cuidadora extranjera para sus hijos.  ¿Es conveniente hablarles en otro idioma desde que nacen? ¿Incluso antes de que aprendan a hablar? ¿Desde que van al colegio en la etapa de infantil? ¿O cuando ya saben leer y escribir? No hay una edad concreta, pero todos los expertos coinciden en que cuanto antes, mejor.

Varios estudios demuestran que el cerebro del niño tiene una enorme capacidad para asimilar sonidos hasta los cuatro meses. De hecho, los bebés que escuchan dos lenguas, alternan palabras de uno y otro idioma cuando empiezan hablar. Al contrario de lo que se creía antiguamente, la ciencia ha demostrado que los niños bilingües no confunden los idiomas que hablan.

Los primeros meses de vida son la mejor etapa para comenzar a aprender un segundo idioma. Los bebés que escuchan dos idiomas desde su nacimiento, se convertirán en hablantes nativos de ambas lenguas. Sin embargo, las personas que aprenden en edad adulta cuentan con mayores dificultades.

Para que un niño sea totalmente bilingüe, al menos un 20% de la comunicación debe realizarse en otro idioma. Estaríamos hablando de dos o tres horas diarias, tomando como referencia el tiempo que están despiertos.

Además de las horas dedicadas a cada idioma, el tipo de comunicación es fundamental. Dominar una lengua va más allá del aprendizaje en un colegio bilingüe o academia de idiomas. Aunque el bilingüismo se haya introducido en la mayoría de colegios españoles, la atención del profesor se divide entre varios niños en el aula.

Sin embargo, una comunicación personalizada permite un aprendizaje más efectivo. Con una canguro inglesa o cuidadora que hable otro idioma el niño tendrá que comunicarse en una lengua distinta a la materna, en situaciones reales y cotidianas. Aprenderá de forma progresiva y natural. 


¿Estás buscando una niñera con inglés, francés o alemán, que sea nativa o bilingüe? ¡Regístrate gratis y prueba sin compromiso Sitly! ¡Podrás acceder a todos los perfiles disponibles en tu zona!


 
¿Tienes un dispositivo iOs o Android? Descarga la APP de Sitly en tu teléfono o tablet pinchando en los iconos y forma parte de la mayor red social de familias y canguros de España. Te explicamos cómo funciona la app en el siguiente vídeo:
 
                                    Google play en español               App Store Español
 
 

¿Un niño sólo es bilingüe si aprende el idioma desde la cuna?

Cuando a un bebé se le habla en dos lenguas distintas desde su nacimiento, sólo si continúa el aprendizaje, se convertirá en bilingüe. Si no está en contacto regular con ambos idiomas, acabará perdiendo esa capacidad.

Hasta los cuatro meses el bebé cuenta con mayor plasticidad cerebral y una increíble capacidad para reconocer sonidos. Cuando empiece a hablar, podrá pronunciar las palabras como si de un nativo se tratara.

¿Qué significa esto? Pues bien, si un niño no ha estado expuesto a una lengua extranjera desde su nacimiento, no quiere decir que después no pueda aprender. Cuando aprenda un segundo idioma, por ejemplo a los ocho años, le costará un poco más, pero acabará aprendiendo.

Y, aunque pueda parecer una obviedad, para aprender un idioma hay que hablarlo. O lo que es lo mismo, la mera exposición del niño a películas o dibujos en inglés no basta. Según un estudio de la Universidad de Washington, dirigido por Patricia K. Kuhl, la interacción con otras personas resulta esencial para el aprendizaje de fonemas y palabras. La investigadora, que estudió la capacidad de los bebés para aprender un segundo idioma , concluyó que a partir de los siete años, la capacidad del niño para asimilar otras lenguas desciende significativamente.

La conclusión es que los niños deben comunicarse en más de un idioma, y si empiezan desde bebés tendrán más facilidad. Precisamente, una canguro inglesa garantiza esa exposición continua a una segunda lengua, en situaciones reales que exigen comunicarse.

Canguro inglesa, niñera bilingüe jugando con niña

¿Qué ventajas tiene contratar una canguro inglesa?

Ventajas prácticas de una canguro inglesa

La mayor parte de familias monolingües quieren que sus hijos aprendan un segundo idioma por la cantidad de beneficios prácticos que tiene el bilingüismo. Éste puede ser un factor a tener en cuenta a la hora de decidir cuáles son las mejores opciones de cuidado infantil para tus hijos. Contratar una canguro inglesa les aportará un plus que les servirá a lo largo de todo su desarrollo. 

  • Tras la implantación del sistema de enseñanza bilingüe en España, muchas familias se encuentran con un gran dilema. ¿Quién ayuda a los niños con los deberes del cole? Si perteneces al 61,4% de españoles que no habla inglés, el problema no es baladí. Una canguro inglesa podrá ayudar a tus hijos con los deberes en otro idioma. 
  • Hablar con personas de distintos países no sólo abre la mente, permite tener otros puntos de vista sobre el mundo (todas estas ventajas serán muy beneficiosas para el niño cuando se convierta en adulto).
  • Hablar un segundo idioma puede abrir todo un campo de oportunidades profesionales. La globalización ha traído consigo muchos cambios y uno de ellos es la internacionalización de los puestos de trabajo. Los profesionales bilingües son, hoy poy hoy, los más demandados del mercado laboral. Especialmente si el candidato habla inglés, un requisito que ya se exige en ocho de cada diez demandas de empleo en España.
  • Cuando el niño aprende dos idiomas, tiene más facilidad para el aprendizaje de otras lenguas. Así que si quieres que tu hijo hable varios idiomas en el futuro, es preferible empezar con un segundo idioma desde pequeño. Hablar dos o más idiomas abre las puertas a un mayor flujo de información: literatura en el idioma original, recursos culturales, etc… Los niños bilingües tienen la ventaja de obtener la información de una amplia fuente de recursos.

Ventajas educativas y cognitivas del bilingüismo

Siempre se ha pensado que las personas que hablaban dos o más idiomas eran más inteligentes. Hoy en día, hay estudios científicos que apoyan esta tesis. De hecho, existen ventajas cognitivas específicas exclusivas de las personas bilingües, y especialmente de los niños educados de forma bilingüe desde edad temprana:

  • Los niños bilingües obtienen mejores resultados en resolución de problemas. Cuentan con un mayor control atencional porque desde pequeños deben habituar su cerebro a manejar dos códigos distintos de lenguaje. La habilidad para traducir conceptos abstractos de un idioma a otro les permite abordar problemas desde varias perspectivas.
  • La flexibilidad cognitiva mejora en niños bilingües. Acostumbran a procesar los datos de forma paralela, al pensar en dos idiomas. Son capaces de evaluar varios argumentos y llegar a una conclusión de forma más sencilla.
  • Cuentan con mayor creatividad personal. Desde niños, los bilingües acostumbran a pensar en más de dos frases o términos para un mismo objeto, lo que agudiza esta capacidad creativa.
  • Un niño que habla dos idiomas tiene mayor facilidad para la lectura. Los bilingües entienden el lenguaje como una herramienta y hacen uso de ella más fácilmente. Por ejemplo, la idea de que dos palabras pueden significar lo mismo, o que una única palabra puede ser utilizada en diferentes contextos.
  • Los niños que aprenden dos idiomas desde pequeños cuentan con mayor capacidad para concentrarse. La experiencia bilingüe familiariza al niño con el proceso de estructurar ideas desde edad muy temprana. 
  • El bilingüismo enriquece el desarrollo mental. Los niños bilingües consiguen mejores resultados que los monolingües en las pruebas de coeficiente intelectual.

Niñera bilingüe con bebé en brazos

Ventajas culturales al tener una canguro inglesa o una niñera extranjera en casa

Contratar a una niñera bilingüe puede suponer una oportunidad fantástica para conocer otras culturas. Sólo conociendo a fondo el idioma de un país, se puede llegar a conocer bien su cultura. Tu hijo aprenderá a ser más tolerante y tendrá una mayor amplitud de miras, cualidades que se pueden adquirir desde bien pequeño. Todos estos beneficios le ayudarán también cuando sea adulto.  

  • Los niños bilingües están más preparados que los monolingües para hacer una inmersión en otras culturas. De hecho, manifiestan otros intereses que los niños que hablan sólo un idioma.
  • El conocimiento de un segundo idioma hace que los niños se muestren más receptivos con otras culturas desde una edad temprana. Juegan más fácilmente con niños que no hablan su idioma o que proceden de otros estratos socio-económicos. Por lo tanto, un niño bilingüe cuenta con mayores habilidades sociales. Son más tolerantes y presentan un mejor comportamiento al minimizar los conflictos con compañeros.
  • En una sociedad cada vez más globalizada, la habilidad para moverse cómodamente en un entorno multicultural es una ventaja muy poderosa.

Ventajas para la salud mental en edad adulta

Puntos importantes sobre el bilingüismo en niños

  • El cerebro de los niños se desarrolla de forma diferente al de los adultos. De ahí que las ventajas del bilingüismo sean mayores cuanto antes se introduzca el aprendizaje de un segundo idioma. Los adultos pueden adquirir las misma habilidades a través del bilingüismo, pero el aprendizaje es más lento en estas etapas.
  • Por otro lado, el dominio total de un segundo lenguaje juega un papel importante. La mayoría de estas ventajas son sólo cuantificables con un aprendizaje estable y continuo desde una edad temprana. Recuerda: si tu hijo ve dibujos en inglés, no significa que vaya a ser bilingüe.
  • Y otro apunte más: el bilingüismo no es una garantía ni de felicidad, ni de éxito ni de inteligencia. Tampoco sería acertado decir que los bilingües sobrepasan a los monolingües en todas las áreas de la vida.
  • Los padres siempre queremos enriquecer la experiencia vital de nuestros hijos y prepararles para su futuro profesional. El bilingüismo es sin duda una gran herramienta para desarrollar las capacidades del niño y lograr estos objetivos.
  • Siguiendo la opinión de los expertos, si quieres que tu hijo hable más de un idioma, lo mejor es empezar desde bebé. Antes incluso de que comience a hablar la lengua materna. Como has visto, los beneficios son múltiples.

Y tú, ¿has tenido alguna vez una canguro inglesa en casa? Esperamos vuestros comentarios, ya sabéis que nos encanta que compartáis vuestras experiencias como padres. ¡Gracias por seguirnos!

 
 

Comentarios

comentarios