Descubre cuál es la tarifa por hora de las canguros y niñeras en tu área

Edad mínima Edad máxima

Dispuesta a:

Última actualización:

¿Pagar a una niñera en negro? No es en absoluto una buena idea, por muchas razones. No sólo puedes enfrentarte a posibles multas y sanciones, ¿qué ocurriría en caso de que una canguro sin contrato tuviera un accidente en horario de trabajo en tu casa? Cuidar niños es una tarea delicada e importante, de una enorme responsabilidad. Un contrato regular, entre la familia y la niñera, ayuda a crear un clima de confianza y colaboración, algo fundamental cuando hablamos de cuidado infantil. 

Encomendar los niños a una canguro sin contrato es ilegal. Sin embargo, la economía sumergida es una realidad en España. Son muchas las profesionales que se ofrecen como niñera en negro o las familias que buscan pagar en “B”. Según de qué lado se esté, los motivos pueden ser varios para trabajar sin contrato. Ninguno de ellos justifica una contratación ilegal.

Cuando es la cuidadora quien pide que no se le dé de alta en la Seguridad Social, ella misma está perdiendo la oportunidad de contar con coberturas y derechos laborales. ¿Por qué pueden entonces querer trabajar en negro? Argumentos como “querer cobrar el paro al mismo tiempo”, “el subsidio de desempleo” o simplemente no comprometerse por escrito con una familia cuando se está pendiente de otro trabajo, suelen ser los motivos más habituales. 

Por otro lado, las familias buscan ahorrar gastos, no regularizar la situación de su niñera si carece de permiso de residencia o piensan “total, son sólo unas cuantas horas a la semana”. Pero, ¿realmente los padres conocen los riesgos a los que se enfrentan? ¡Toma nota si quieres evitar sorpresas!


A continuación, te contamos los riesgos de tener en casa a una niñera en negro, así como las sanciones y multas a las que podrías enfrentarte. Si estás buscando canguro, debes saber que es obligatorio darle de alta, sólo de esta forma se garantizarán los derechos y obligaciones de ambas partes. Para ayudarte en el proceso de búsqueda, puedes registrarte y probar de forma gratuita Sitly. ¡Podrás acceder a todos los perfiles de profesionales del cuidado infantil disponibles en tu zona!


 
¿Tienes un dispositivo iOs o Android? Descarga la APP de Sitly en tu teléfono o tablet pinchando en los iconos y forma parte de la mayor red social de familias y canguros de España. Te explicamos cómo funciona la app en el siguiente vídeo:
 
                                 Google play en español                App Store Español
 
 

 

Niñera en negro, ¿qué riesgos existen para el empleador?

En primer lugar, el empleador está obligado a regularizar la relación con el trabajador por una cuestión ética. Además de firmar un contrato de trabajo, es obligatorio darle de alta en la Seguridad Social. En caso contrario, no estaremos respetando a la niñera como profesional. 

Hay que tener en cuenta no sólo el aspecto ético, sino el legal. No se puede mantener a una niñera en negro porque no se garantizan los derechos y obligaciones de ninguna de las dos partes (ni de los padres, ni de la cuidadora). La familia se puede enfrentar a multas y sanciones en la mayoría de los casos. 

Niñera en negro, canguro con bebé en brazos

Sanciones y multas por tener a una niñera en negro

Aún en el caso de que la niñera cuide de tus hijos sólo unas horas a la semana, es obligatorio darle de alta en la Seguridad Social. Las consecuencias de tener a una canguro sin contrato pueden ser graves:

  • La cuidadora infantil puede denunciarte en un Juzgado de lo Social. Lo puede hacer en diversas situaciones: al producirse un despido de niñera, ante cualquier conflicto o en caso de accidente laboral.
  • Si se comprueba que la niñera ha estado trabajando en tu domicilio sin estar dada de alta en la Seguridad Social te pueden sancionar.
  • La TGSS puede obligar a la familia a indemnizar a la cuidadora. También a abonar, con carácter retroactivo, las cotizaciones que no pagó en su momento. 
  • Las multas por tener trabajando en casa a una niñera en negro pueden alcanzar los 6.250 euros. 

La Ley de infracciones y sanciones en el orden social determina de qué forma sancionar al empleador por no dar de alta a un trabajador. Las niñeras y canguros se encuentran dentro de esta normativa general. Puedes encontrar más información en el texto refundido aprobado por Real Decreto legislativo 5/2000, de 4 de agosto.

Riesgos de seguridad para tus hijos al pagar a una niñera en negro

Más allá de las sanciones y las multas, el otro gran riesgo es la seguridad. Imagina que la niñera se encuentra en una situación que requiere intervención policial o una ambulancia. Si su trabajo no es legal (por ejemplo, no está dada de alta porque no tiene permiso de residencia en España), la niñera puede tener miedo a pedir ayuda por temor a que se descubra su irregularidad.

Cuando se trata de niñeras para niños con discapacidad, este factor de la seguridad se debe tener especialmente en cuenta. 

¿Y si la canguro sin contrato tiene un accidente de trabajo?

Un accidente laboral es otra de las graves situaciones que se pueden dar en un domicilio. 

Cuando una niñera es contratada regularmente y el empleador paga las cotizaciones a la seguridad social, éstas incluyen unas coberturas en caso de accidente laboral. Si el contrato no se da de alta y se paga a la niñera en negro, la cuidadora no tendrá ningún tipo de cobertura. Podemos comparar la situación con conducir un coche sin seguro: si la niñera en negro tiene un accidente mientras trabaja, el empleador tendrá una responsabilidad civil. 

En caso de accidentes graves o incluso fatales, también puede haber responsabilidad penal. Estos puntos son los que deben hacer reflexionar a los padres. Cuando mantienen a un trabajador negro, muchas familias confían en la suerte y en que no pasará nada, pero desafortunadamente los accidentes pueden ocurrir en casa.

La niñera puede presentar una demanda por daños y perjuicios contra el empleador. En este caso, la familia también se enfrenta a sanciones por la irregularidad en la relación laboral. Y en ocasiones, ni siquiera es necesario que la niñera en negro denuncie. Si la cuidadora que se lesiona va al hospital y declara que el accidente ocurrió durante el trabajo, el hospital está obligado a emitir un certificado médico en el que se recoja que se trata de un accidente laboral.

Beneficios fiscales por contratar a una niñera de forma legal

Antes de evaluar cuánto cuesta una niñera al mes, los padres deben tener en cuenta que al contratarla y darle de alta en la Seguridad Social, pueden acceder a una serie de beneficios fiscales. 

Hay ayudas económicas de tipo estatal y otras autonómicas, que dependerán de la comunidad en el que residas. 

Ayudas económicas estatales por contratar a una niñera

La Seguridad Social contempla una serie de incentivos en la contratación de empleados de hogar (sector en el que se encuentran las niñeras o canguros). El objetivo es precisamente luchar contra la contratación en negro y regular el sector. 

Sobre la aportación que el empleador hace a la Seguridad Social, se efectúa una reducción del 20%. Es decir, se deducirá un 20% de la cotización por contingencias comunes que la familia pague. Cuando se trate de una familia numerosa, la deducción llega hasta el 45%. 

Ayudas económicas autonómicas por contratar una niñera

Andalucía, Castilla-León o Galicia, realizan deducciones en el tramo de IRPF para las familias que tienen contratadas canguros o niñeras (cualquier empleado de hogar).

Los padres andaluces pueden deducirse en el IRPF hasta un 15% de las cantidades abonadas a la Seguridad Social por la contratación de la niñera durante un año. El importe máximo es de 250 euros. 

En Castilla-León, se contempla un 30%, con un máximo de 322 euros anuales. Los requisitos son tener un hijo menor de cuatro años y un mínimo personal y familiar no superior a los 18.900 euros,y 31.500 euros respectivamente. 

Las familias gallegas también pueden deducirse hasta un 30% del gasto que se derive del cuidado de un hijo menor. Un beneficio fiscal que se puede aplicar tanto a la escuela infantil o al sueldo de una niñera. El límite anual es de 400 euros, que aumenta a los 600 euros en el caso de tener dos hijos. 

Niñera en negro, canguro jugando con bebé

¿Cuesta menos una niñera en negro?

Muy a menudo el coste adicional, al no contratar en negro, consiste sólo en las contribuciones a la Seguridad Social. Por lo general, las vacaciones se incluyen en el sueldo de una niñera en negro, pero los salarios de una canguro sin contrato y los de una cuidadora en situación regular no son muy diferentes. Lo que tendrás que añadir son las cotizaciones mensuales. 

Si tenemos en cuenta no sólo los riesgos, sino los beneficios fiscales que se aplican anualmente, todo son desventajas a la hora de pagar a una niñera en negro. Por otro lado, no hay mayor seguridad que recoger todo lo necesario en un contrato (sueldo, preaviso en caso de desestimiento, periodo de prueba, vacaciones, las funciones de una cuidadora de bebés que tendrá que desempeñar, etc).

Cuando la cuidadora infantil trabaja regularmente, aunque sea unas pocas horas semanales, la manera legal de contratarla es darle de alta como empleada de hogar. Una profesional que cuente con todas las cualidades de una buena niñera sabrá cuáles son sus derechos, por lo que siempre te acabará demandando que cumplas con tus obligaciones legales como empleador. 

¿Se puede regularizar a una niñera en negro?

¿Qué hacer cuando se tiene contratada a una niñera en negro y queremos regularizar su situación? ¿Se puede incluso regularizar el trabajo en negro con carácter retroactivo? La respuesta es sí, incluso si esto implica una autodeclaración. Por esta razón, la regularización a posteriori no te protege de las sanciones mencionadas anteriormente, administrativas y civiles. En este caso, sin embargo, las penalizaciones son menores. Al pagar las contribuciones, el empleador puede evitar futuros riesgos.

Como ves, contratar a una niñera en negro es realmente una mala idea. La contratación irregular te expone a riesgos de sanciones y demandas por daños si la niñera se lesiona mientras trabaja. Y, sobre todo, un contrato regular ayuda a crear el clima de confianza necesario entre los padres y la cuidadora de tus hijos. Para saber qué hacer, puedes leer en nuestro blog cómo dar de alta a una niñera en la Seguridad Social.

 

Comentarios

comentarios