La culpabilidad es, por desgracia, un sentimiento bastante común entre la mayoría de madres trabajadoras. Ser mamá y trabajar fuera de casa es una auténtica carrera de obstáculos. Las largas jornadas laborales y la falta de medidas de conciliación no ayudan a facilitar las cosas a las mujeres. Muchas se preguntan si la decisión de no quedarse cuidando de sus hijos es la mejor. Un reciente estudio, de Harvard Business School, podría dar ahora respuesta a esa pregunta.

Algunas madres trabajadoras se sienten culpables por no pasar más tiempo con sus hijos. También es habitual  martirizarse pensando en todo lo que se están perdiendo como mamás. Desde pequeños, los niños pasan más horas en la guardería o con una canguro en casa, que con sus padres. Las dudas asaltan entonces a las madres. ¿Será lo mejor para mi hijo? ¿Me echará de menos? ¿Quién le calmará cuando llore? ¿Estoy haciendo lo correcto?…

Las conclusiones de un reciente estudio, llevado a cabo por Harvard Business School, animan a esas madres trabajadoras a pensar que no han tomado una mala decisión para sus hijos. Según la investigación, las hijas de madres trabajadoras encuentran empleo con mayor facilidad, ocupan puestos de responsabilidad y ganan salarios más altos que las hijas de mujeres que no trabajan fuera de casa. 

Los resultados del estudio diferencian entre hijas e hijos. En el caso de los varones, se dedican en el futuro a cuidar más de su familia. También asumen más tareas del hogar que los hijos de mujeres que han sido amas de casa. 

Los datos del estudio sobre hijos y madres trabajadoras 

Los datos han sido obtenidos a partir del estudio elaborado en un total de 29 países. Revela cómo afecta al futuro de los hijos el que su madre trabaje o no fuera de casa. Existe por lo tanto una conexión directa. 

También cabe destacar el dato de que las hijas de madres trabajadoras dedican menos tiempo a las tareas del hogar. El efecto contrario se produce en los hijos varones, más proclives a implicarse en las tareas domésticas y el cuidado de los hijos. 

Estas son las principales conclusiones de la investigación:

  • Las hijas de mujeres trabajadoras tienen más posibilidades de encontrar trabajo en el futuro.
  • En el caso de las chicas, un 33% ocupa puestos de responsabilidad y cuentan con salarios más altos que las hijas de amas de casa.
  • Las hijas de madres trabajadoras tienen un 4,5% más de probabilidades de ser mujeres emprendedoras en el futuro.
  • También cuentan con una formación académica más completa y sus resultados son mejores en el colegio.
  • Los hijos de madres trabajadoras sufren menos depresión y ansiedad.
  • Cuando la madre trabaja fuera de casa, los hijos son más independientes y autónomos.

El estudio envía así un mensaje para las madres trabajadoras: el trabajo a jornada completa, fuera de casa, sí tiene un efecto positivo para los niños. “Cuando una madre va a trabajar, está ayudando a sus hijos a entender que tienen un montón de oportunidades”, apunta Kathleen McGinn, profesora de Harvard Business School y principal autora de la investigación. 

La ciencia revela así que tener una madre trabajadora puede tener beneficios económicos, educativos y sociales para los niños de ambos sexos. Lo que no significa que tenga también innumerables beneficios que los hijos pasen tiempo con sus padres. La clave está en saber distribuir las horas de forma equilibrada, ¿estáis de acuerdo con los resultados del estudio? 

Puedes escribirnos a través de nuestra sección de comentarios, Facebook o Twitter


Si estás buscando canguro o quieres encontrar trabajo como niñera, regístrate sin compromiso en Sitly. ¡Tanto el registro como el acceso a todos los perfiles es gratuito!


 
¿Tienes un dispositivo iOs o Android? Descarga la APP de Sitly en tu teléfono o tablet y forma parte de la mayor red social de familias y canguros de España. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí
 

Comentarios

comentarios